Universitaris per la Convivència es un colectivo de profesores de enseñanza superior e investigadores catalanes que surge en septiembre de 2018 con el objetivo prioritario de trabajar para que nuestras universidades dejen de pronunciarse políticamente en nombre de todos sus miembros, vulnerando así nuestra libertad ideológica.

El rol que desempeñaron no pocos consejos de gobierno, claustros y hasta decanatos en otoño de 2017, impulsando insistentemente declaraciones con un mismo sesgo político y llamando a concentraciones ante diversas actuaciones policiales y judiciales, podría volver a producirse dada la compleja situación social y política que vivimos.

Frente a esto, Universitaris per la Convivència reivindica que los campus se conviertan en auténticos foros para el intercambio de ideas y el acercamiento de posiciones, siempre dentro de un escrupuloso respeto a los derechos y libertades que consagran nuestra Constitución y nuestro Estatuto de Autonomía.

Un verdadero debate democrático es incompatible con la existencia de una ideología oficial. Muy al contrario, requiere que todos los posicionamientos sean escuchados y respetados.

Los promotores de este proyecto son los profesores Chantal Moll de Alba (Universidad de Barcelona), Jorge Calero (Universidad de Barcelona) e Isabel Fernández Alonso (Universidad Autónoma de Barcelona).